viernes, 3 de junio de 2011

"LA BASURA SE ACUMULA A LA PUERTA DEL SOL" (por Francisco Sanchis Cortés)


No son pocas las veces que la juventud se ha revelado con el sistema establecido en nuestra historia, pero sí menos las que se han desarrollado con la mayor estupidez para espanto de los ojos cuerdos. También, no pocos han sido los medios que han aireado este panorama como consecuencia de un nefasto gobierno, peor sistema y empatía por los manifestantes.

No me lo creo, no les creo: El sistema es así desde que existe la democracia en este país. No es el penoso espectáculo del poder judicial y la carestía de movimientos de libre elección que tenemos los ciudadanos, no. No es una denuncia porque los terroristas entren en las instituciones. Tampoco es el trabajo en sí, pues su sitio de reivindicación está destruyendo los trabajos que rodean en sí. No es el trágico destino que este gobierno deja al país pues, tras las elecciones, el PP ha ganado y les patea lo higadillos más todavía a estos rastas y golfos de panfleto marxista...o hediondo "manifiesto".

No son trágicos sujetos que sin llegar al crimen cual Raskolnikov, empero sí esgrimen postulados no tan inteligentes como el personaje de Dostoievsky nacidas de un error, ni se sienten sumidos en el subsuelo o indefensos ante un código de honor que generó contagio en 1775 con las "Desventuras del joven Werther" que exclamaba "No puedo comprender a la especie humana, cuyas pretensiones suelen estar destituidas de todo fundamento", no. Ni tampoco son nietos de las revueltas de 1968.

No lo son, pues su cabeza está vacía y sus argumentos trillados, por no decir que siquiera ejercen lo que dicen - véase la libertad que dejan a los medios para ejercer su función -, son un espanto tedioso que acumula basura siendo ellos ya parte integral de ella.

El problema ya no es la de unos descerebrados a los que se les une la mugre que nada tiene que hacer, a los radicales que se apuntan al primer follón de turno: es la obra de Rubalcaba, ya a manos del abominable PSOE quien deslegitima a los ciudadanos de sus derechos haciendo que ellos los pateen con toda impunidad. Patean las normas, el respeto, el trabajo, la libertad, todo; pues las leyes no se han hecho para ellos.

Esto es lo que tan atinadamente Ortega denominó en su "Rebelión de las masas":

"Lo característico del momento es que el alma vulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar el derecho a la vulgaridad y lo impone donde quiera. La masa arrolla todo lo diferente, egregio y selecto. Quien no sea como todo el mundo, corre el riesgo de ser eliminado. Y claro está que ese "todo el mundo" no es "todo el mundo". "Todo el mundo" era, normalmente, la unidad compleja de masa y minorías discrepantes, especiales. Ahora todo el mundo es sólo masa"

Tal es así, pues desde la profundidad del pensamiento heleno hasta hoy, nunca he visto a una juventud tan perdida que, asintiendo su resentimiento y rechinar de dientes sólo nos cabe aceptar el declive de Occidente por algo mucho peor: El dominio de la basura frente a la Cultura.

La basura se acumula en la Puerta del Sol, y como toda peste, suele propagarse y ésta, además, por emulación colectiva cual monstruo sin cabeza - véase Barcelona y otras capitales; la masa siempre fue así: Torpe y totalitaria, por ello triunfan las doctrinas infames ( sociatas, trotskistas, anarquistas...). Si ellos son nuestro futuro, es claro cuán triste es el destino que nos viene.



Francisco Sanchis Cortés

1 comentario:

Manuel Vega Gamiz: dijo...

Dado el respeto que me merece cualquier opinión me guste o no me guste, y respeto que tengo hacia ti Francisco, lamento no estar de acuerdo con este planteamiento en contra de estos jóvenes, yo pienso que la basura esta en los que tienen el poder, y el sistema que se han creado en su beneficio, estos jóvenes tienen la suficiente clase como para decirle a esta gente, que jugamos todos o se rompe la baraja.
Creo que son la mayoría con estudios y muy bien preparados es por eso, que dada su intelectualidad y su nivel de inteligencia son capaces de desafiar a esa banda de piratas con corbata, saludarte y aunque coincido contigo en algunas cosas de carácter político en este caso necesitaba contestar al artículo que he leído.
Esto es la grandeza de la libertad que cada uno tiene su propia opinión sobre los problemas sociales.
Espero que este bien y ya charlaremos personalmente sobre el tema cuando quieras.